Hoy en día los padres están buscando en un colegio que éste ofrezca, entre muchas cosas, un acceso al uso de la tecnología en donde sus hijos puedan interactuar con ella y sean mucho más audaces en su uso… y mejor aún, en un buen uso.

Recuerdo que unos padres estaban buscando en los preescolares en Lindavista que se ofreciera cursos de computación.

En esta tierna edad lo más importante es desarrollar sus capacidades motoras tanto la fina como la gruesa.

Actividades de estimulación y ejercicio, el contacto con las cosas y el entusiasmos por preguntar es lo que hay que buscar en esta edad.

El movimiento… principalmente el movimiento es lo que hay que motivar.

Por lo que aquí no solo hay que educar a los profesores para que hagan un buen uso de las tecnologías llegado el momento, también toca educar a los padres.

a) Usando tecnología para satisfacer una necesidad inexistente.

Cuando los padres e incluso los profesores citan en la tentación de usar sus herramientas tecnológicas como la solución a cada dilema pedagógico, puede convertirse rápidamente en un «martillo que busca un clavo».

La tecnología puede hacer muchas cosas, eso no significa que siempre sea la mejor opción.

Vemos el caso de la RA, darles a los estudiantes acceso a modelos tridimensionales de cosas que normalmente no podían ver es poderoso: identificar los toldos retráctiles del coliseo romano o la división celular es algo espectacular.

Ahora bien, habrá demostraciones que perfectamente se trabajan con cosas reales resultando más baratas y haces que la imaginación de los alumnos sea más gratificante.

El uso efectivo de la tecnología generalmente requiere que los profesores dediquen su propio tiempo de preparación para configurar, probar y mantener sus herramientas digitales.

Cuando en cambio, este trabajo de configuración ocurre durante la clase, consume un valioso tiempo de instrucción y lleva a los estudiantes a desconectarse.

Resultado de imagen para kids studying

Los educadores deben estar preparados y esto requiere entrenamiento, buena voluntad y paciencia.

entra a Colegio Florencia Nightingale 

Hace tiempo me invitaron a una demostración de Google AR en donde se desarrolló en gran parte sin ningún problema tecnológico, pero eso fue con un entrenador de tecnología y un facilitador de Google en la sala.

Los profesores generalmente no tenemos tales lujos en nuestras aulas.

Y no pude el evitar preguntarme qué pasaría si un profesor no conociera los atajos y las soluciones rápidas para cambiar de modelo o resolver problemas de aplicación en el momento con los niños.

Cuando los estudiantes se encuentran en situaciones de todo el grupo donde superan en número a la tecnología disponible, los estudiantes que participan en la práctica tienen una experiencia mucho más atractiva que aquellos que no pueden participar.

Con la demostración de Google AR, definitivamente hubo más participación estudiantil y comportamiento en la tarea de aquellos con los dispositivos en sus manos que de los que se les pide que miren por encima del hombro de un compañero.

Resultado de imagen para kids studying

Y bien sabemos que suele ser complejo que cada alumno tenga un dispositivo personal en clase por lo que gustes y mandes.

Así que, habrá que valorar hasta qué punto podemos y debemos llevar la tecnología a las aulas.

REFERENCIAS: YouTube || Colegio Florencia Nightingale || Pinterest