Mudarse es una tarea, no importa cuándo, dónde o por qué. Pero si tu mudanza se llevará a cabo en varias etapas, donde se moverán diferentes cosas en diferentes momentos, te enfrentarás a un nuevo nivel de complejidad.

No importa el motivo de tu mudanza de varias etapas, querrás asegurarte de que todas tus pertenencias se manejen de forma adecuada y estén listas para reunirse en su destino final.

Usar una cápsula de almacenamiento puede ser una excelente forma de manejar la reubicación, y cuando uses este par de consejos para empacar tu cápsula, tendrás un gran comienzo para tu mudanza. En la zona que sea como Santa Fe

  1. a) Plan en papel primero

Si bien es posible que no desees o necesites escribir un inventario completo de tus bienes que se moverán, poner el lápiz sobre el papel puede ser el paso más beneficioso para preparar y empacar tu mudanza.

Primero, desarrollarás listas para determinar qué elementos deben ir en el almacén y luego evaluar qué queda por mover durante las etapas posteriores de tu reubicación.

Ver tus pertenencias escritas puede ayudarte a determinar los elementos que puedes prescindir de ellos mientras están en el almacén y las cosas que necesitarás tener en casa hasta que el resto de tus cosas estén empacadas.

Otro beneficio de tener el el inventario tu casa antes de empacar lo que irá en el almacén es prepararte para el peor de los casos.

Los accidentes ocurren y, a veces, los artículos se dañan en el proceso de mudanza. Tener una lista de pertenencias también puede ayudar a acelerar cualquier reclamo de seguro que debas presentar.

Te comparto rápidamente mi experiencia gracias a este tip. Por cuestiones de trabajo me mudé de Cancún a la CDMX concretamente a los departamentos nuevos en Santa Fe.

Resultado de imagen para mudanzas departamentos

Al ser un viaje largo, tuvimos que decidir qué se quedaba (vendía), qué se iba en la mudanza y qué nos llevabamos por tierra.

Facilitó mucho el inventariar cada caja porque al llegar la mudanza a nuestro nuevo hogar, fue mucho más sencillo dirigir al personal y así prácticamente solo desempacamos sin cargar casi nada.

  1. b) Empacar con cuidado

Todo depende qué tipo de mudanza harás… si va a hacer de un lado a otro el mismo día… si será un largo viaje (de una ciudad o estado a otro) o si primero se almacenara para después trasladarse.

Por ejemplo, es más fácil empacar y desempacar un camión en movimiento que un pequeño contenedor, simplemente porque los elementos suelen estar en un camión en movimiento mucho menos tiempo que en un contenedor.

Preparar un contenedor en consecuencia, asegurándote de que los artículos pesados se encuentren en la parte inferior, los artículos delicados estén bien sujetos y cubiertos, y el espacio esté bien lleno para evitar movimientos durante el tránsito.

Imagen relacionada

Esto aplica por supuesto si vas a usar cajas (que por supuesto utilizarás… y muchas).

Busca siempre proteger lo más delicado y que la caja, contenga lo que contenga, no esté con elementos flojos.

En todo caso rellena con ropa, peluches o definitivamente con periódico u otro elemento de embal

REFERENCIAS: YouTube || Departamentos Santa Fe || Wikipedia