La ciudad de México es una paleta de colores primarios y pastel.

Un panorama que se disfruta al comer en los mejores restaurante en la Roma, Condesa o Juárez es observar sus fachadas salpicadas de rosa intenso, crema de lavanda y verde neón que cubren las paredes agrietadas de sus edificios.

Las suculentas ramas gotean de los balcones de todos los edificios de departamentos, es como si las plantas propietarias fueran un requisito para la residencia.

Y algo que se llega a disfrutar, cuando se tiene ese momento de calma es un buen café.

Y cuando digo disfrutar de un buen café… es realmente eso, nada de aguas aguadas ni pintadas.

México es uno de los lugares en donde se produce uno de los mejores cafés del mundo: en Veracruz como en Chiapas contamos con cafetales de muy alto nivel.

Y por otro lado, también tenemos a buenos expositores barista de fama internacional sin mencionar a diversos lugares regados por todo el país en donde sentarse a tomar una taza de café hace que el cielo se abra a tu paladar.

Algo curioso que se aprecia en la CDMX es que la escena del café está escondida, sus miembros habitan pequeños espacios dispersos entre tiendas y restaurantes.

Resultado de imagen para ciudad de mexico

Aquí, el café es una ocasión para reunirse con amigos, rara vez vas solo a tomar un café como lo llegamos a ver por ejemplo en París.

Si bien no es lo usual tomar un café solo, puedes perfectamente hacerlo. Sencillamente solicitas un AeroPress, una prensa francesa o Chemex en un mostrador y te sientas a leer un libro o ver a tu alrededor.

Las cosas comienzan tarde y terminan tarde: el horario de atención promedio para los cafés suelen ser de 9 am a 8 pm.

Y algo para tener en cuenta, una orden demora 15 minutos en salir, un buen café toma tiempo, no estamos hablando de la cafetera que se esta calentando eternamente y que el café sabe arrggghhh.

Hace poco visité un café que desde su nombre suena poco trivial, se llama Chiquitito Café.

Y es así, un lugar pequeño e íntimo especializado en café expresso.

Una de las dos ubicaciones de Chiquitito se encuentra en La Condesa, donde las calles están marcadas por lugares de moda para el desayuno y las uniones de mezcal nocturno.

REFERENCIAS: Time Out México || Nueve Nueve ||

Chiquitito asa sus propios granos de café, que obtienen de un pequeño productor en Boca del Monte, Veracruz.

Eliges entre un menú estándar de café exprés y bebidas lácteas, hay opciones alternativas de leche disponibles, como es el caso en la mayoría de los cafés especializados de la ciudad, el último de los cuales está adornado con arte latte sin esfuerzo.

Para aquellos que buscan reducir la velocidad, Chiquitito ofrece una serie de opciones de elaboración manual, que incluyen V60, AeroPress, Chemex y prensa francesa son de los 10 mejores restaurantes de la CDMX .

Para los dulces, prueba un latte matcha y un chai de vainilla, o un pan dulce.

Para los que vienen a almorzar, Chiquitito también prepara sándwiches rellenos y salados.

Si no puedes ir a la Condesa, afortunadamente Chiquitito Café cuenta con múltiples ubicaciones en la Ciudad de México.

Entra a Nueve Nueve